Especies pertenecientes a la familia Proteaceae podrían restaurar el suelo volcánico

Especies pertenecientes a la familia Proteaceae podrían restaurar el suelo volcánico

Una investigación liderada por la Dra. Alejandra Zúñiga Feest, investigadora del Instituto de Ciencias Ambientales y Evolutivas de la Universidad Austral, evalúa la utilización de tres especies de Proteaceae nativas de nuestro país como colonizadoras de suelos volcánicos recientes. Las especies utilizadas serán Embothrium coccineum (notro), Lomatia hirsuta (radal) y Orites myrtoidea (radal enano). Además, la investigación estudiará la asociación existente entre estas colonizadoras y los microorganismos presentes en este tipo de suelos, la cual facilitaría la presencia de vegetación bajo estas condiciones. La Dra. Zúñiga señala que las especies de la familia Proteaceae poseen raíces en racimo (proteoideas), con densos conglomerados de raíces cortas y densamente espaciadas, lo que favorece la absorción de nutrientes y solubilizaron de compuestos carboxilatos. El estudio se realizará en los volcanes Antuco y Mocho Choshuenco.

Fuente: www.lacuarta.com

Previous Aumentan el crecimiento y mejoran la defensa contra patógenos en plantas a partir de compuestos extraídos de algas rojas
Next XXIII Reunión de la Sociedad Española de Fisiología Vegetal/XVI Congreso Luso-Español de Fisiología Vegetal

You might also like

News

I Concurso de fotografía Flora nativa de Chile

El Jardín Botánico de la Universidad Austral de Chile celebra el día internacional de la Fascinación por las plantas (18 de Mayo de 2017) con el concurso de fotografía Flora

News

Bioactivo de musgo chileno podría ser utilizado como inhibidor de la generación de cáncer de mama

Investigadora de la Universida de Concepción, Astrid Gudenschawer, revela el potencial uso biomédico del musgo Shpagnum magellanicum (Pompón) que se distribuye a lo largo del sur de chile en ambientes de turberas

News

Educar a pre escolares para disminuir la brecha de género en ciencias

En 2017 la revista Science publicó un artículo que explicaba que a los 6 años las niñas ya se sentían menos brillantes que sus compañeros en ciencias y en matemáticas,